ojo humano

Aprender implica transformar el punto de vista

Ideas aprendizaje, Ideas principales

El aprendizaje significativo implica transformar el punto de vista:

El aprendizaje no consiste en la acumulación de información o de saber en alguna parte del cuerpo. Un sujeto en situación, actúa en el mundo, lo transforma y se transforma a sí mismo, desde las posibilidades que tiene a la mano, incluyendo, por supuesto, su cuerpo, su conocimiento, su experiencia, sus creencias, sus hábitos, los roles que ha configurado y que le permiten socializar con otras personas, el lenguaje que maneja, etc. Todas estas posibilidades que tiene a la mano, constituyen el “lugar” desde dónde mira y actúa, constituyen su “punto de vista”. Aprender algo, significa transformar las posibilidades que se tienen a la mano y, por lo tanto, conlleva un cambio en el punto de vista. Desde esta perspectiva, habrá aprendizajes que son más o menos significativos. Lamentablemente, en la educación formal y, particularmente, en la escuela, muchos de los aprendizajes que se pretende que los estudiantes adquieran son completamente irrelevantes e innecesarios. Ni siquiera permiten apropiarse de aquello que se le llama “cultura general”. Por el contrario, en varios sistemas educativos hoy vigentes, lo que mejor se consigue en los estudiantes es aniquilar su interés por la cultura, la historia, el arte, la religión, el conocimiento científico y no científico, y la investigación. El sentido principal que, en términos prácticos, tiene gran parte de las actividades que se generan a partir del currículum explícito, es cumplir con las exigencias que el mismo sistema educativo ha generado, pasar de un nivel a otro, rendir en las pruebas y certificarse.

Veámoslo a través de algunos ejemplos: para un niño, aprender a caminar, no sólo implica aprender a mover los músculos de las piernas. Cuando un niño o niña camina, es capaz de aproximarse a las cosas que le rodean de otra manera. Caminar le permite explorar el mundo, tocarlo, manipularlo e, incluso, cambiar el modo en que se relaciona con las demás personas. Lo mismo sucede cuando se aprende a hablar y, posteriormente, a leer y a escribir. Aprender a andar en bicicleta o a manejar un vehículo, no solo consiste en hacer funcionar un aparato mecánico. Conlleva acortar las distancias y ampliar las posibilidades de desplazamiento.