plan de trabajo

Evaluación de las actividades de aprendizaje

Ideas evaluación

Evaluación basada en actividades de aprendizaje

Todas las actividades de aprendizaje pueden ser evaluadas y es conveniente que sean evaluadas de manera explícita. En ese sentido, la variedad de actividades que pueden programarse y realizarse en el ámbito de la educación, es ilimitada.

Anteriormente, hemos dicho que el aprendizaje se relaciona estrechamente con el hacer. Al hacer, transformo el medio que me rodea y me transformo a mí mismo: modifico (aún cuando sea repitiendo y reforzando) mi experiencia de las cosas, del comportamiento del mundo.

Una actividad de aprendizaje pone de manifiesto una forma de hacer y, al mismo tiempo, puede estar relacionada con objetivos de aprendizaje, competencias, estándares de desempeño o diferentes nomenclaturas de criterios que se utilicen para determinar lo que se espera que un estudiante aprenda e incorpore, como a continuación se muestra en el siguiente esquema.

Selección_035

En la etapa de planificación, lo central está constituido por las expectativas que permiten identificar aquellas actividades que el estudiante llevará a cabo con el fin de producir o consolidar su aprendizaje. Posteriormente, estas actividades serán ejecutadas a través de acciones concretas, que dejarán “huellas” o evidencias. Serán estas evidencias las que se observarán, se describirán y se valorarán en la etapa de evaluación, en función de las expectativas determinadas al comienzo del proceso.

Ahora bien, por una parte, la valoración que hace un sujeto de una actividad antes de llevarla a cabo, determina la disposición que tendrá para ejecutarla. Esta valoración previa de la actividad conlleva, una valoración de la importancia y del sentido que tiene la actividad, propiamente tal, como también una valoración que hace el sujeto de sí mismo para realizarla. Por ejemplo, un estudiante puede encontrar muy importante solucionar un determinado problema matemático, pero él no se siente capaz de resolverlo. O, de manera inversa, puede sentirse perfectamente capacitado para comprender un determinado texto, pero no le ve ningún sentido ni interés en hacerlo.

Por otra parte, la valoración de una actividad que se realiza después de ser llevada a cabo, permite al sujeto que la ha realizado des-cubrir el alcance y la eficacia de su actuar, al tiempo que le permite regular su acción y mejorar los resultados en un desempeño posterior. A quién observa el actuar de aquel sujeto, la evaluación de lo que el sujeto hace o produce, le permitirá conocer sus capacidades, competencias o posibilidades de desempeño. En síntesis, le permitirá des-cubrir su saber mediante su comportamiento o el resultado de su comportamiento.

Selección_036

Por lo tanto, cuando hablamos de procedimientos de evaluación, estamos hablando de mecanismos predefinidos para evaluar la acción del estudiante en el tiempo (antes y después de ejecutarla).